ENTREVISTA A JAVIER MOYANO OÑA. Por Alicia Zamorano (Madrid)

 

 

Miércoles, 9 de enero de 2013.

 

 

“…tanto el cine como la televisión necesitan una inyección tremenda para poder salir adelante.”

 

 

 

Javier es un artista polifacético que posee a sus espaldas una, admirable para unos, y envidiable para otros, carrera como actor, compositor y productor musical, actor de doblaje y modelo de publicidad.

Obteniendo el título de Graduado Social y, habiéndose licenciado en Marketing y Publicidad, ha formado parte de la industria audiovisual de este país desde hace más de veinticinco años, trabajando para grandes cadenas televisivas y reconocidas compañías internacionales.

 

Sus inicios interpretativos en el mundo de la televisión y el cine han marcado su carrera profesional así como su pasión por el teatro. Ha dedicado todos sus esfuerzos a crecer como persona y como profesional, asistiendo a escuelas de interpretación, de idiomas y de locución, sabiendo adaptarse a las exigencias de su trabajo.

 

Ha realizado intervenciones en numerosas series de éxito, así como spots publicitarios y campañas de marketing, prestando su imagen a productoras y compañías que han confiado en su frescura y bien hacer tanto frente a las cámaras como

detrás de las mismas.

                                                                                      (Fotografía: Javier Moyano Oña)

 

 

En esta ocasión nos ofrece una parte de su tiempo para esta entrevista en la que, con tono relajado y distendido, nos comenta la evolución de su trayectoria profesional a lo largo de estos últimos años. Igualmente nos ofrece una visión más personal de la situación de nuestro país, y de las expectativas de futuro, así como un repaso a los aspectos más destacables de su vida laboral llena de momentos amenos, y nos deja con la sensación de haber tratado a  una persona cercana, trabajadora y amante de su profesión.

 

A continuación os dejo con todas las respuestas, no sin antes agradecer a Javier la aportación de todo tipo de contenido sobre su carrera (fotografías, cortos, video-book, CV…) y su disposición para ser entrevistado pues, a pesar de tener una agenda apretada, ha compartido parte de su tiempo con nosotros.

 

 


1. ¿Siempre quisiste ser actor? ¿Podrías contarnos cómo surgió tu deseo por la interpretación?

 

Qué va, qué va…, (risas) aunque, desde bien pequeño, tenía bien clara mi inclinación, es decir, independientemente a que he estudiado una carrera en leyes y otros estudios de Marketing y Publicidad, tenía bien claro mi gusto por la interpretación. Bueno, yo vengo del mundo de la composición musical, también soy compositor y letrista. He estado durante veinticinco años, concretamente, trabajando para  la industria musical, al servicio de muchos cantantes, editoriales y discográficas, de este país. Y tanto por la parte de audio, como por la de vídeo, tenía claro que debía llegar aquí. De hecho, ya cuando era pequeñito, en el colegio, siempre que pedían voluntario para lo que fuera… yo en seguida salía a la pizarra. Así que ya empezaba a hacer mis pinitos!

 

2. ¿Cómo fue tu inicio en el mundo de la interpretación?

 

Bueno, en realidad esto ocurrió cuando el mundo del audio ya empezaba a darse el gran batacazo. Yo fui de los primeros que pasó a trabajar para televisiones, haciendo cuñas publicitarias, música para concursos…. Fue entonces cuando empecé a trabajar para TVE, Antena 3 y Telecinco. Una vez dentro de estas tres casas, poco a poco fui notando que todo lo relativo a la parte musical en estas televisiones también comenzaba a ir mal, pues empezaban a contratar toda la música enlatada y, dado que ya conocía a mucha gente, de ir saludándola por los pasillos (actores, directores y realizadores), un buen día me ofrecieron un papel para una serie.

 

3. ¿Ese fue tu primer papel?

 

Sí, sí, vamos, que directamente me ofrecieron ponerme delante de una cámara. Me dijeron: “Oye, no te importaría hacer una prueba de cámara? porque me das el perfil para un personaje”. Dije: “Por supuesto, ¿qué tengo que hacer?”. Me lo explicaron y, parece ser que lo debí hacer bien porque me dijeron: “el papel es tuyo”.Y así fue como empecé en el mundo de la imagen. Dejé la parte de audio y comencé con la de vídeo.

 

4. A partir de ahí, ¿Has realizado cursos y estudios para desarrollar tu faceta de actor?

 

Correcto. Me viene genial que me hagas esta pregunta porque…(piensa) yo no quería sentirme como un intruso en esta profesión, así que me hice de algunos estudios de teatro, complementándolos con otros cursos posteriores. No, no he perdido el tiempo, te lo aseguro. Aparte de no querer ser un intruso en la profesión, quise tener una buena formación como herramienta de trabajo, y es por lo que cursé estudios de teatro y monólogos en la escuela “La Guindalera”, de Juan Pastor. Gracias a estos estudios pude tener una base muy necesaria y esencial para saber interpretar y proyectar mi trayectoria artística posterior.

 

5. ¿Nos puedes contar algunos de los papeles y obras en las que has trabajado?

 

Sí, sin duda. Te comento un poco las últimas, que son las que más te puedan sonar. He trabajado en Águila Roja, en la última temporada, que todavía está por emitirse. Esto lo he estado haciendo este invierno pasado. También he pasado por Bandolera, haciendo un papel bastante significativo y notable. Son las dos series que más te pueden sonar a día de hoy, aunque tiempo atrás estuve en Sin tetas no hay paraíso, Amar en tiempos revueltos… he pasado por Los Serrano, Aida, Mis adorables vecinos, en fin, un sinfín de series…

 

6. Sabiendo esto, ¿Cuál consideras que ha sido el trabajo que mejor define tu carrera como actor?

 

Te diré que todo actor que se precie, tiene que saber interpretar sobre las tablas,  es decir, en el teatro. Esto significa que, cuando trabajas en televisión o cine, todo es más “sencillo”. Realmente, donde tienes que demostrar lo que sabes hacer, es encima de las tablas porque cuando trabajas en el cine y en la televisión, todo está basado en: “corten, repetimos, corten y repetimos”. Las secuencias se repiten todas las veces que sea necesario, hasta que salen bien. Pero en el teatro es dónde has de dar la talla, y a la primera, sin posibilidad de repetir. Yo estuve durante dos años y medio en la Gran Vía y por toda la Comunidad de Madrid, haciendo una obra de teatro de Juan Diego Botto (escrita por él). Y ahí disfruté un montón. (Piensa) Yo creo que ésta sería la parte más relevante de mi carrera.

 

7. ¿Tienes algún referente a la hora de interpretar? ¿Algún actor en particular?

 

¡Muchísimos!, yo soy tan pequeñito en la profesión, que admiro a todos! Pero claro, si he de elegir a actores grandes, de nombre… una actriz que me gusta mucho es Sandra Bullock, aunque no esté considerada como de las más “grandes”. Quiero decir, hay monstruos de la interpretación mucho más grandes que ella, con mayor solera y empaque, pero a mí, ella me llama la atención, no sé por qué…quizás por su personalidad desenfadada, por su forma de hacer, por como se comporta delante de la cámara, por la soltura que tiene…..Bueno, también porque me parece muy bella….bueno, más que bella, me parece atractiva! (risas). Y en cuanto a actores del género masculino, siempre me gustó la interpretación de Paul Newman, también me ha gustado mucho Robert Redford, Robert de Niro…esos son actores de primera línea de fuego. Bueno, ya olvidaba a genial e incombustible Al Pacino! Éste, por supuesto…sí o sí!

 

8. ¿Sientes que sueles seguir un patrón en el tipo de papel que interpretas?

 

¡Sí.! Estoy harto de pegar tiros! (risas). Siempre me ven como el típico mafioso o el típico abogado malo, juez corrupto, siempre trajeado y con el pelo engominado. ¿Cómo te diría yo? Pegando tiros, y poniendo cara de malo siempre. Ya te puedes imaginar! Y fíjate, eso es justo lo contrario que dice mi madre sobre mí: que soy muy bueno… (ríe).

 

 

9. Es decir, ¿tienes la sensación de que te encasillan siempre en lo mismo?

 

Sin duda. Eso mismo quiero decir. En televisión y cine soy, muy a menudo, “el malo de la película”. Ahora, de hecho, acabo de venir de grabar de Alicante y he de seguir yendo cada cierto tiempo a rodar, ya que estoy participando en la grabación de una serie de televisión. Es una serie de tres capítulos que se van a convertir, posteriormente, en doce,  de hecho estos dos primeros ya están vendidos para ser emitidos en Perú y Venezuela, países que están ya solicitando más capítulos. Y, poco a poco, se está intentando hacer llegar a muchos más lugares,  a nivel internacional. Y aquí, en esta serie y, siguiendo la tradición, interpreto el papel del hermano mayor de una saga de mafiosos que se dedican al tráfico de niñas, a la trata de blancas. Supongo que será el perfil con el que mejor doy en cámara, pero sí, en la mayoría de los casos interpreto ese tipo de papeles.

 

10. Entonces, ¿qué tipo de papel  te gustaría hacer?

 

Me da igual, alguno en el que tuviera que interpretar, por ejemplo, a un vagabundo (risas). Quiero ir en vaqueros, porque siempre voy de traje y corbata! Bueno, ya hablando en serio, realmente creo que un actor tiene que estar preparado para hacer cualquier tipo de rol, lo que te pidan en cada momento. De hecho, los actores pasamos por unos estudios en los que se nos enseña a llorar, reír o enfadarnos, para poder estar a la altura de cada interpretación en cada momento y, así, poder hacer cualquier tipo de rol como los que te encuentras a diario en la vida real. Pero bueno, en resumen, es cierto que tengo la sensación de que estoy un poquito encasillado. Aunque, como mi profesión me llena de verdad, cualquier papel me viene bien interpretarlo.

 

11. ¿Hay alguna anécdota destacable de algún rodaje o grabación que te gustaría compartir?

 

Siempre suelo contar alguna de mis experiencias en las entrevistas. Una de las más graciosas fue interpretando mi primer papel como mafiosillo. Yo tenía que pegar un tiro con mi cara de malo. (serio), con una pistola de fogueo, se sobreentiende!, y en el momento de disparar,  fue tal el estruendo que se oyó, que solté la pistola y salió volando por los aires, y yo salí corriendo, pero en sentido contrario! (risas). Todo el mundo en el set estuvo riéndose de mi reacción un buen rato. La verdad es que ese ha sido uno de los momentos más graciosos que estarán en mi recuerdo para siempre.

 

12. Igual que has trabajado en ficción para televisión, ¿has hecho también Publicidad?

 

Si, y viene a ser prácticamente lo mismo que grabar para ficción. En publicidad, quizás, hay que ser mucho más sutil, es decir, el fin último es vender el producto o la marca, y esto ha de hacerse de forma nada agresiva ni grotesca, ya no se lleva hacerlo con este estilo. En ficción (series de tv), puedes exagerar y dar todo lo que un personaje requiera, sin embargo en publicidad…si interpretas por encima está considerado como demasiado expresivo, y si lo haces por debajo, caes en la falta de intención. Con estos dos extremos puedes llegar a desvirtuar el mensaje de lo que se desea transmitir, para la consecución o no, de la venta del producto en cuestión. Así que, para no extrapolar ni sobreactuar, la publicidad ha de quedarse en un simple mensaje, comunicado con sutilidad y sin estridencias.

Sin embargo, en televisión se te permite poner caras grotescas y usar mucha expresividad, pero en la publicidad hay que ser mucho más subliminal, aunque, en principio, las bases sean las mismas.

 

13. Hasta ahora hemos hablado de tu faceta como actor en cine y televisión, pero también has trabajado en la industria musical. ¿Nos puedes decir cómo fue tu trabajo en el mundo del audio?

 

Claro que sí. Como te dije anteriormente, estuve durante veinticinco años trabajando para la industria musical, así que, el mundo del audio es un mundo en el que me siento como en casa. Desde luego el mundo del arte es increíble. Cualquier faceta que toques, sea la pintura, la escultura, la composición musical, sea la parte de audio o de vídeo, todas ellas  son preciosas. En lo concerniente a la parte musical, tuve la experiencia de estar durante muchos años trabajando de lleno en este sentido y, al ser técnico de sonido titulado, estuve, no solo componiendo música y letra para cantantes, a nivel nacional, y posteriormente haciendo música para televisiones, sino que tuve la oportunidad de grabar en estudios de sonido como músico de sesión, que son los que prestan sus servicios grabando para los discos de cantantes. Y, como técnico de sonido, yo mismo me grababa mis maquetas, me las mezclaba y las difundía.

 

14. Pero habiendo estudiado solfeo, piano y siendo técnico de sonido, ¿nunca te has planteado llegar a algo más en lo que respecta al mundo musical? ¿Productor o algún otro tipo de profesión?

 

Desgraciadamente, el mundo de la música está muy mal. Desde hace ya unos años, cada vez que una discográfica sacaba un producto al mercado, ya estaban los piratillas secuestrando ese trabajo. Así que, como yo comía de cada disco que se vendía, era casi imposible vivir de ello. Cuando hace ya unos años la música se dio el batacazo, empecé a morirme de hambre “entre comillas”. Lo que hice entonces, fue pasarme del mundo del audio al mundo del vídeo. Pero si es cierto que lo disfruté un montón porque, además, al ser técnico de sonido, no solamente estuve haciendo labor de compositor, sino que estuve grabando en estudios de grabación, como músico.

 

15. Así que has ido adaptándote a la situación a lo largo del tiempo, pero ¿es lo musical lo que te llena de verdad o prefieres la faceta de la interpretación?

 

Lo primero, sin duda, ocupó un tiempo largo en mi vida y fue un leitmotiv a lo largo de ella. Probablemente, hoy en día seguiría en la industria musical porque realmente para mí… (piensa), el arte en general lo es todo, es mi vida y, de no haberse torcido mi trayectoria musical, seguramente seguiría trabajando en ella.

 

 

16. Es bueno recordar tiempos nostálgicos, pero siempre hay que intentar seguir adelante con nuevos proyectos. Sin ninguna duda, has aprovechado el tiempo al máximo porque, también tienes experiencia en el mundo del doblaje, no es así?

 

Desde luego. Si la interpretación propia es bonita, ya la interpretación que le das a otra persona,  “prestándole” tu voz a las expresiones físicas y sonoras que el actor interpretara inicialmente, siendo fiel al máximo, dando los matices que el actor concibió en su interpretación, ya ni te cuento. Es muy bonito hacer doblaje, pero es complicadísimo porque el actor que ha grabado la película, como actor de imagen, le ha dado una intención, y tú, después, basándote en sus expresiones, tienes que ponerle la voz en castellano a sus intenciones iniciales. A veces habrás de hacer énfasis en ciertos puntos, en otros momentos respirar, poner voz de terror, de pánico, de risa, de placer. La profesión de actor de doblaje es un mundo, también, muy bonito porque tocas muchos palos, muchos tipos de personajes y de voces.

 

18. ¿Toda interpretación vocal también tiene sus métodos concretos, es decir, una progresión a medida que  vas cogiendo soltura?

 

Si. Al principio pasas por lo que todo actor de doblaje pasa, que es: ponerle voz a películas porno (risas)… ¡es verdad! Bueno, supongo que todos sabemos lo que esto significa, no necesita mucha explicación: gemidos, suspiros y poco más…ya sabes! Después, en todo caso, pasas a hacer dibujos animados. Te asignan un personaje y vas haciendo propuestas de tipo (con voz graciosa): “hola, hola” o “¿cómo estas?” y entonces, si al director de doblaje le encaja esa voz para el “esqueleto que vive en el castillo”, la grabarás tal cual, es decir, le vas ofreciendo opciones y él te dice sí o no. Y después de haber pasado por dibujos animados, pasas a locutar documentales, poniendo tu voz en off para contar la vida de ciertos animales, diciendo algo así como (con voz seria): “la garza se aparea en los meses de marzo y abril” (risas), y,  posteriormente, pasas a poner voz a personajes de series y películas. Y así es como funciona, brevemente y a grandes rasgos, el proceso del doblaje

 

22. Sabiendo todo esto ¿En cuál de todos los medios te sientes mejor o te gusta más trabajar?

 

¿He de decir solo uno? El teatro, sin ninguna duda.

 

19. Dada tu participación en muchos sectores del mundo de la comunicación y artístico; tanto en la interpretación, como en el mundo del audio…seguramente hay algo que cambiarías…

 

Te lo puedo decir directamente: la política que está llevando a cabo el actual Presidente del Gobierno (risas).

Me explico. Esto lo digo porque no nos da subvenciones suficientes, y está bastante claro que tanto el cine como la televisión necesitan una inyección tremendamente grande para poder salir adelante. El vértice superior de la pirámide sería ese y, partiendo de esa vértice hacia abajo, pienso que también podrían aplicarse formas de trabajar y técnicas muy distintas en cuanto a la regulación del mundo audiovisual de nuestro país. Deberíamos fijarnos más en otros países, y copiar su forma de hacer. Una vez que cruzas las fronteras, existe  una forma tremendamente opuesta de trabajar a la nuestra. Para empezar, en cuestión de horarios, te expongo un caso claro: si en el extranjero se dice que a las seis de la mañana te está recogiendo producción, a las siete estás en maquillaje y a las ocho grabando, a las ocho y un segundo se está grabando. Aquí te dicen, que te recogerá producción a las seis de la mañana; son las seis y cuarto y el chofer no ha venido aún a recogerte. A las siete, por lo tanto, no estás en el set de maquillaje, a las ocho todavía están iluminando y montando las cámaras, con lo cual, es imposible que comience el rodaje a esa hora. Uno de los mayores problemas en cuanto a nuestra forma de trabajar, es la desorganización y la mala planificación de rodaje, e incumplimiento de las mismas.

 

20.  Está claro que vivimos a la par con la situación económica y cultural de nuestro país. ¿Nos podrías hablar de esa “cara oculta”, de la concepción que se tiene de que tu mundo es frío, de que siempre hay alguien que quiere ser “más que tú” a  toda costa?

 

En todas las profesiones existe. ¿En qué trabajo no existe el típico trepa, que quiere pisarle la cabeza al de abajo para poder ascender y situarse al lado del director general? Bueno, pues también es así en nuestra profesión. Quizás la gente piense que es más dado en mi profesión porque, el hecho de asistir a eventos y a fiestas,  induzcan a pensar que en esos lugares se produzcan situaciones en las que se juegue con ciertos “ofrecimientos”, acompañados por el glamour, la risa y la noche…No sé si me estoy explicando…. Se presta a pensar que dejes volar la mente y puedas fantasear. Sí, hay mucho trepa que todo lo hace, no con el sudor,  el esfuerzo, o el estudio, sino a través de otros métodos menos ortodoxos….

 

21. Está claro que no siempre se da “el juego limpio” en estos ámbitos, y que hay temas escabrosos que muchas veces no salen a la luz. ¿Has tenido alguna experiencia de ese estilo?

 

Te voy a decir una cosa y es que, aunque te cueste creerlo, he visto hacer eso mucho más en otros sectores laborales, quiero decir (piensa)… aunque parezca que siempre la palma en todos los chanchullos y cosas mal hechas se las lleva el mundo del arte, el cine, el teatro y demás profesiones del sector, este tipo de situaciones las he visto más,  precisamente, en el mundo empresarial del traje y la corbata, en el sector vitivinícola, hostelero, informático, hotelero por el que he pasado hace muchos años. He visto hasta falsear contratos. No se si te doy una pista de por dónde van los tiros, pero ahí queda. Mira, siempre se piensa que el mundo del arte es el único que mueve cosas sucias, pero eso no es cierto porque en todos lados “se cuecen habas”.

 

23. A la hora de  encontrar trabajo ¿Sigues un criterio para seleccionar proyectos o simplemente te los planteas como un reto y aceptas lo que va saliendo?

 

(Risas) Deja que me ria! Ahora no se puede elegir. Ahora, debido a la crisis, todo lo que viene, lo coges. Pero sí es cierto que, tiempo atrás, yo he podido, más bien he tenido, el lujo de poder elegir y, elegía en relación a los compañeros con los que ibas a trabajar, el cierto nombre que tuvieran dentro del mercado, el tipo de rol que fueras a hacer, si te apetecía o no; pero hoy en día, como escasea tanto el trabajo en mi profesión, es difícil que éstos se te amontonen para tener qué elegir y estar en una encrucijada o disyuntiva. Te van viniendo con cuentagotas y los vas cogiendo prácticamente todos, te agrade hacerlos o no.

 

24. ¿Cómo ves, desde tu perspectiva, la situación del cine y la televisión en España en estos últimos años?

 

Realmente, como te decía hace un momento, todo gira en torno al Gobierno y a los presupuestos, a las partidas destinadas a Cultura y que éstas no se presupuesten de una mejor forma y se subvencione más nuestro trabajo. Vamos de capa caída, vamos bastante mal con respecto a las financiaciones. Por lo tanto, esto es una cadena: si no hay dinero para hacer una serie para televisión y cuentas cada vez con menos presupuestos por parte del Gobierno, la serie no saldrá adelante. Es entonces cuando hay que depender de capital privado, de productores particulares que saquen de su bolsillo una serie de millones y los pongan encima de la mesa. Porque te diré que,  por ejemplo, un simple capítulo de, pongo por caso….Águila Roja, puede costar, aproximadamente un millón de euros, un sólo capítulo! Imagínate sacar adelante doce capítulos con capital privado, y sin respaldo alguno!

 

25. Los planes de futuro a largo plazo en este país son bastante complicados…

 

Yo veo el futuro en este país un poco negro, de hecho, tengo compañeros que están saltando al otro lado del charco, están yéndose a trabajar a Miami, Venezuela, Perú, Costa Rica,  y yo no descarto la posibilidad de, en un futuro, hacer lo mismo. En principio estoy aferrándome aquí como puedo, dándole un voto de confianza a este país, para ver si quiere y le dejan levantar el vuelo.

 

26. ¿Cuáles son tus proyectos para este 2013?

 

¡Recoger el oscar! (risas) Es broma, ojala algún día me llegue esa oportunidad. No, en principio estoy haciendo tres capítulos, ahora mismo, en Alicante, de la tv-movie que te he comentado antes. Son, en principio, tres capítulos, pero esto va a ser sencillamente un aperitivo de lo que posteriormente será una serie en toda regla, pasando a desarrollar doce capítulos más. Este es el proyecto que más a corto plazo tengo, actualmente. Después cuento con algunos proyectos más que, aún, están en el aire: de teatro y de cine. Pero todavía no han madurado como para sentarnos a hablar en firme y poder sacarlos adelante.

 

24. ¿Hay algo que te gustaría añadir?

 

¿Qué voy a añadir? (ríe) Me ha gustado la entrevista, me alegra que me hayas elegido para realizarla. Espero que haya muchas más en un futuro. Muchas gracias por todo- Espero que ambos tengamos muchos proyectos para este año.


 

 

FOTOGRAFÍA Y TEXTO: Alicia Zamorano Pans [Licenciatura de Comunicación Audiovisual – Universidad Complutense de Madrid (España)]